La carcoma

Que un mueble tenga carcoma, no significa que no tenga arreglo, todo merece una segunda oportunidad pero hay que valorar si merece la pena arreglarlo.

Lo primero que quiero aclarar es que el hecho de que un mueble no tenga orificios de salida, no quiere decir que no tenga carcoma.

El mueble puede haber sido infectado, sobre todo si ha estado en rastros o casas junto a otros muebles con carcoma. Puede que lo pintemos y que en verano la carcoma salga haciendo orificios de salida.

La carcoma si traspasa la pintura: parece obvio, pero he leído muchas veces que “a la carcoma no le gusta la pintura”. En sillas y sillones la carcoma incluso hace tuneles en el acolchado y perfora la tela, es importante tratar/tirar también estas partes. Lo que si es cierto que no le gusta es la cola, es por ello que en muchos muebles al retirar la chapa del sobre o los cajones, hay tuneles de carcoma por debajo.

Las partes mas afectadas de los muebles suelen ser las patas y la parte trasera, ya que son los espacios mas oscuros.

El hecho de que un mueble tenga carcoma, se traduce en tres grandes problemas:
Propagación: es muy importante tratar el mueble para que la carcoma no se extienda por el resto de la estancia. Puede afectar a las bigas, suelo o puertas, lo cual sería un grabe problema.
Consistencia: solo vemos los orificios de salida de la carcoma, en el interior del mueble hay galerías y túneles lo cual hacen que la madera esté hueca y que el mueble sea frágil.
Orificios: si el mueble está muy afectado, sobre todo si tiene formas curvas y molduras, tapar todos los orificios sin que se note que el mueble ha tenido carcoma no es complicado pero si requiere de mucha paciencia. Si además, queremos conservar el aspecto original del mueble (no va a ser pintado/lacado) se añade la dificultad de acertar con el color de la cera para que no se note.

Hay que distinguir entre remedios curativos y preventivos:

Congelación (curativo): Se trata de someter al mueble a bajas temperaturas durante tres días. Esto hace que la carcoma muera. Es rápido, económico y seguro. Además, no hay que lijar el mueble para que haga efecto, por lo que es ideal si se quiere conservar en su estado original o pintar con pinturas que no requieran retirar el barniz. Antiguamente se sacaban los muebles a la calle en las noches mas frías de invierno para que la carcoma muriera. No se recomienda congelar muebles con cristales o tapizados.

– Gas o privación de oxigeno (curativo): tiene todas las ventajas de la congelación además de que no supone un problema en cristales o tapizados. Como inconveniente es que no hay muchos lugares donde se ofrezca este servicio y que es mas costoso.

– Inyección de tratamiento líquido (curativo y preventivo): este es probablemente el mas común. Se trata de empapar el mueble abundantemente a brocha o pistola y sellarlo en plástico durante unas dos semanas. No es suficiente inyectar el liquido por los agujeros ya que estos son orificios de salida, sino que hay que retirar el barniz o pintura por completo para que la madera absorba el tratamiento. Este remedio no acaba con la carcoma al momento, sino que muere al intentar salir, ya que ingiere la madera que ha sido tratada.
Una vez destapado, hay que retirar los restos de barniz que hayan podido quedar y dejar la madera respirar unos dos días.
Antiguamente se utilizaba también el gasoil en lugar del tratamiento líquido especifico, lo cual era mas económico pero cuesta mucho que el olor desaparezca de la madera. Si lo vamos a pintar, el gasoil puede dar problemas en el acabado.

También habréis oído que se puede rociar el mueble con spray común de matar insectos y taparlo. Esto puede matar parte de la carcoma pero no es recomendable para eliminarla por completo.
Otro remedio casero, es el poner una bolsa de tela con bellotas dentro. La carcoma deposita los huevos en la bolsa en lugar de en el mueble. Es importante tirarla una vez al año. Aunque este remedio tampoco es recomendable, ayuda a que no se expanda.

Captura de pantalla 2016-02-26 a las 22.36.23
Si tienes cualquier duda puedes ponerte en contacto con nosotros en fustaiferro@hotmail.com. Espero que os haya aclarado un poco sobre este aspecto tan importante de la recuperación de muebles.

Anuncios

Silla recuperada con pintura Chalk Paint

Estrenamos el año con una entrada en el blog, sobre el proceso de recuperación de la silla sorteamos hace un tiempo en nuestra página de Instagram y Facebook. La ganadora escogió el blanco para las patas y el turquesa para la parte superior. La hemos pintado con Pinty Plus Chalk Paint en Spray de Novasol Spray.

Aquí os dejamos los pasos, que como veréis, con un poco de maña y paciencia lo podéis hacer vosotros sin problema en casa. Antes de empezar hemos congelado la silla para eliminar por completo la carcoma de la madera. Este proceso consiste en congelar el mueble durante unos tres días y la carcoma muere al momento, a diferencia que con el tratamiento líquido (también eficaz, no quiero asustaros!).

image1image2image3 (1)

El primer paso consiste en retirar el barniz del mueble, en este caso, no hemos utilizado decapante ni chorreado, ya que con la ayuda de un decapador, la lija y el cepillo ha salido fácilmente.

image8 (1)image5image7 (1)

Una vez tenemos la madera al descubierto, ya podemos tapar los desperfectos y los orificios de la carcoma. Para los orificios hemos utilizado cera blanda y para los golpes masilla de dos componentes.

image10image13image11

                           image15 image16

¡Y ahora a pintar! Y no, no me he saltado ningún paso, con la pintura Chalk Paint que hemos utilizado no hace falta imprimar 🙂 Eso si, antes de pintar, limpiamos bien el mueble para retirar el polvo del barniz y si hemos tratado el mueble con tratamiento líquido anti carcoma, dejaremos el mueble unos dos días para que se evapore bien el líquido.

Esta pintura es al agua, su olor no es muy fuerte y es fácil de limpiar. De todos modos, es preferible utilizarla en un espacio abierto y ventilado, y si tenemos mascarilla y guantes mejor que mejor. Además, es aconsejable cubrir el suelo o la superficie donde vamos a pintar con plástico ya que el spray genera bastante polvo. La ventaja de la pintura en spray es que es muy fácil de aplicar y además de manera uniforme.

image24image11 (1)image26

En la medida de lo posible, hay que intentar pintar con el spray en vertical y a una distancia de 20-30 cm. También es mejor aplicar la pintura poco a poco, en finas capas y pasar varias veces. Esta pintura seca al tacto muy rápido, así que prácticamente al momento, podemos tapar la parte inferior de la silla para pintar la superior, sin tener que esperar al día siguiente. Para no haber utilizado imprimación, nos ha sorprendido mucho ya que cubre mas de lo que esperábamos.

image23 (1)image22image21

Ya pintada la silla, mientras dejamos que se seque la pintura por completo, podemos poner la tela nueva. En este caso el acolchado estaba en perfecto estado, así que solo ha hecho falta cortar la tela y graparla. Después retiramos la tela que sobra con un cúter.

image10 (1)image9 (1)image8 (2)

Una vez se ha secado la pintura, ya podemos darle el toque final. Para el acabado, nosotros hemos escogido cera aunque también se puede utilizar barniz. También hemos retirado la pintura en parte de la silla lijando suavemente, para darle un aspecto mas envejecido. Esto teníamos muchas ganas de hacerlo, ya que siempre hemos aplicado pátina o betún, ya que si imprimamos y lijamos, debajo de la pintura no saldría la madera sino la imprimación.
Una vez encerada, el acabado es muy suave y resistente. Toda la facilidad y comodidad de la pintura Chalk con el acabado uniforme y liso del spray ! fantástico !

image14 (1)image13 (2)image12 (1)

Le ponemos el asiento.. ¡y listo!

 image7 (2)image6image4

En un solo día, nosotros mismos y en casa, sin necesidad de un gran espacio para trabajar, ni herramientas, materiales costos ni muchos conocimientos de restauración, solo un poquito de maña, ganas e ilusión, podemos recuperar un mueble a nuestro gusto.

image3 (2)image1 (3)image5 (2)

Esperamos que os haya gustado y que os animéis a darle una segunda oportunidad a algún mueble. Nosotros ya le hemos echado el ojo a una banqueta del taller, solo tenemos que sacarle algo de tiempo, y decidir el color, que no es nada fácil.

Processed with MOLDIV

 

 

Captura de pantalla 2016-01-03 a las 21.09.38

Restauración de un sillón

Aquí os dejamos varías fotos del “antes y después” del sillón calzador.

El acolchado no parecía estar en mal estado pero al retirar la tela gruesa que estaba por encima de la tela original ya intuimos que habría que rehacerlo todo por completo… y así fue.

Retiramos la tela y los clavos (muuuchos clavos), lijamos, y tratamos para curar la carcoma. Después imprimamos y pintamos en RAL 3015.

Foto 21-2-15 18 45 38Foto 23-2-15 21 19 42

Processed with Moldiv

Lo complicado vino después, suerte que Rafa es un manitas y puede con todo.
Aquí os dejo una foto para que veáis el interior del sillón antes de poner el acolchado y la tela.

Foto 17-3-15 21 10 12

Una vez restaurado y tapizado le dimos los toques finales y algo de dorado en las molduras.

Foto 21-3-15 9 34 04Foto 21-3-15 9 29 04 Foto 21-3-15 10 01 34  Foto 21-3-15 9 30 24

Esperamos que os guste!

Foto 20-3-15 19 55 36 Processed with Moldiv

Foto 21-3-15 21 16 55

Restauración de un mueble auxiliar

Hace ya un tiempo que teníamos este mueble auxiliar en el taller.
No es precisamente del tipo de muebles que compramos para restaurar, tan cuadrado y “rústico” pero tenía cierto encanto. Era pequeño y practico, algo que normalmente no son los muebles antiguos y los dibujos de flores en el cajón y la puerta fueron los que nos convencieron.

gr_914788_6747788_76795

1.   Modificar el mueble: lo primero que hicimos fueron unos cambios ya que este mueble va a ir en un lavabo. Para ello le pusimos unas patas mas altas para dejar el mueble a la altura ideal. Retiramos la parte trasera para que no molestara la toma de agua y el cajón lo inutilizamos, dejando solo el panel frontal fijo, para que no moleste a la salida de agua de lavabo que ira colocado en la parte superior del mueble.

gr_914788_6747789_412700

2.   Lijar el mueble: en este caso no hizo falta utilizar el decapador. El barniz estaba en muy mal estado y salió perfectamente con la lijadora. Para lijar los detalles mas pequeños del mueble utilizamos lana de acero. Es muy importante lijar el mueble por completo para que así la madera pueda absorber el tratamiento para la carcoma.

3.   Matar carcoma: congelamos el mueble durante tres días, así nos aseguramos de que la carcoma muere.
Después inyectamos en los orificios del mueble, uno a uno, líquido mata-carcoma con una jeringuilla y empapamos el mueble en general con el mismo líquido. Seguidamente lo envolvimos con film unos tres días. Así, ademas de asegurar de que no queda carcoma, también ayudamos a prevenirla. No es necesario congelar el mueble, sería suficiente con el tratamiento líquido aunque nosotros preferimos hacerlo.

4.   Tapar imperfecciones: en este caso, como el mueble va a ser pintado, no hace falta que la cera que utilicemos sea del mismo color de la madera. Para tapar los agujeros de carcoma y demás imperfecciones aplicamos la cera con una espátula de madera para no dañar el mueble.

gr_914788_6747790_546865

5.   Imprimar: limpiamos el mueble con aguarrás mineral para quitar los residuos de polvo y los restos de matacarcoma que dejan la superficie aceitosa. Una vez limpio ya podemos imprimar. Como ya dije en el otro post es muy importante utilizar imprimación específica para madera y a ser posible que se diluya en disolvente o aguarrás, no en agua. Aplicamos dos capas de imprimación y pasados dos días, una vez este seca tapamos las imperfecciones que queden con masilla y lijamos el mueble con una lija muy fina para dejar la superficie completamente lisa.

gr_914788_6747791_76172

6.   Pintar: en este caso hemos escogido lacar la mesita en blanco satinado. Muy importante utilizar una pintura de calidad y resistente. Como al imprimación, que se diluya en aguarrás o disolvente y no con agua. Nosotros hemos utilizado pistola para pintar ya deja un acabado uniforme, mucho mejor que con rodillo o brocha. Al utilizar pistola hemos diluido la pintura y la hemos aplicado en finas capas.

7.   Últimos detalles: para acabar le hemos colocado a la mesita tiradores nuevos de cristal y hemos pintado en a mano en gris los dibujos de flores de la puerta y el cajón que tanto nos gustaron a la hora de decidirnos por comprar la mesita.

gr_914788_6747787_897743

gr_914788_6747815_492125 gr_914788_6747814_102525 gr_914788_6747813_630701

Captura de pantalla 2014-11-09 a la(s) 11.18.47-1

Vitrina restaurada en aguamarina

gr_914788_6744467_799079

Este es nuestro primer post y estrenamos enseñando nuestro último trabajo. Esperamos que os guste!

Se trata de una vitrina de los años 60 que encontramos por casualidad en un piso del barrio de Gracia de Barcelona. Digo por casualidad por que este tipo de mueble siempre los encuentras cuando no los buscas y cuando los buscas ellos se esconden. Fuimos a comprar un par de espejos y la vimos… fue amor a primera vista!

Sus patas estaban algo desencajadas y llenas, como el resto de la vitrina, de agujeros de carcoma. Tenía bastantes arañazos y le faltaba la luna del espejo. Pero nosotros, siempre optimistas, le dimos mas importancia a que estaba llena de detalles bonitos, conservaba las repisas, los cristales biselados, todos los tiradores originales y por si fuera poco ¡las llaves!

Sin pensárnoslo dos veces la vitrina se vino con nosotros a Sabadell. Esta sería la sexta vitrina que restauraríamos y el color escogido fue aguamarina (RAL 6027), el mismo color que la primera vitrina que restauramos.

Lo primero que hicimos fue desmontar el mueble y poner a buen recaudo todos los cristales y estantes. También es muy importante marcar donde va cada junquillo para luego no tener problemas a la hora de montarla. Después pusimos la vitrina en “cuarentena”, ya que dentro de la vitrina la carcoma se estaba dando un festín. Como en la mayoría de muebles la parte mas afectada es la inferior, sobretodo las patas. Congelamos la parte inferior de la vitrina durante tres días para asegurarnos de no dejar nada vivo ahí dentro.

Pasado este tiempo lijamos el mueble por completo para que la madera absorba el tratamiento anti-carcoma (nosotros utilizamos la marca Xylamon). Inyectamos el líquido con una jeringuilla en todos los agujeros uno a uno y después con una brocha le damos un par de pasadas a todo el mueble. Este tratamiento no solo cura sino que también previene. Una vez el mueble está empapado se envuelve por completo con film. El mueble estuvo envuelto durante cuatro días aunque según las indicaciones del fabricante con dos días es suficiente.

Una vez pasados los cuatro días tapamos agujero por agujero todos los orificios de la carcoma. También arreglamos los desperfectos y reforzaremos las patas con silicona especial para madera. Cuando este todo tapado limpamos el mueble con aguarrás mineral para quitar cualquier residuo de polvo y la capa aceitosa que deja el mata-carcoma. Ya limpio el mueble podemos imprimar. Es importante no utilizar una imprimación cualquiera sino una específica para la madera ya que por muy buena pintura que utilicemos si la base no es buena la pintura no será resistente. Aplicamos dos capas de imprimación a pistola y la dejamos secar durante dos días.

Antes de pintar el mueble, cuando la imprimación ya esté seca, hay que volver a lijar esta vez con una lija muy fina, para dejar la superficie completamente lisa y uniforme.
Si nos hemos dejado alguna grieta, agujero o cualquier otro desperfecto lo taparemos con masilla.

Ahora a pintar! Sin duda alguna la mejor parte del trabajo. Importante también no utilizar cualquier pintura. Es importante comprar la pintura en una tienda especializada, pintar en un espacio con mucha ventilación, utilizar una buena mascarilla y gafas. Para un acabado liso y uniforme aplicamos la pintura a pistola en capas muy finas.

Dejamos secar la pintura dos días y ya podemos montar los cajones, puertas y cristales.
Esta es la peor parte del trabajo, cuando las puertas no encajan, los estantes no entran, los cajones no cierran y los finos cristales corren peligro de romperse.
En cuanto a lo de los cristales y los estantes no hay nada que hacerle, todo es tener cuidado, paciencia… y suerte. Por otro lado, para ahorrarnos que las puertas y los cajones no den problemas antes de imprimarlos los rebajaremos.

Una vez la vitrina esté montada, colocaremos la guinda del pastel, los tiradores! Para dejarlos como nuevos los limpiamos con amoniaco diluido en agua, los pulimos y aplicamos laca para que no vuelvan a oscurecerse con el tiempo.

Aquí os dejamos unas fotos del antes y el después de la vitrina, esperamos que os guste!

gr_914788_6744560_709434gr_914788_6744561_375030gr_914788_6744563_653277gr_914788_6744566_198440